Responsabilidad del mantenedor

El mantenedor debe tener en cuenta lo siguiente:

  • Mantener las puertas de acuerdo con el libro de mantenimiento. Debe dedicarse especial atención a los elementos de seguridad de la puerta, manteniendo su buen funcionamiento para velar por la seguridad de las personas, dejando constancia documental.
  • Advertir y poner en conocimiento al propietario, cuando aprecie riesgo grave de accidente.

– Atender los requerimientos del usuario de la puerta para corregir las averías que se produzcan en su funcionamiento, y en cumplimiento de lo establecido en el contrato de mantenimiento.

  • Poner en conocimiento del propietario de la puerta, las deficiencias de la misma que afecten a la seguridad de las personas o de los bienes, con el fin de que sean subsanadas en el menor plazo de tiempo posible y entregar al propietario de la puerta un informe con las deficiencias de seguridad detectadas, indicando los dispositivos mínimos que se precisen para garantizar la seguridad de la puerta.
  • Tener a disposición del propietario, mediante registros informáticos o de cualquier otra índole, la información relativa a todas las operaciones de mantenimiento, modificaciones y reparaciones efectuadas, incluyendo recomendaciones (por ejemplo, mejoras, sustituciones, etc.)

Libro de Mantenimiento

  • El libro de mantenimiento debe recoger al menos, los datos siguientes:

– Nombre y dirección de contacto del fabricante;

– En su caso, nombre y dirección de contacto del instalador;

– Nombre y dirección del mantenedor;

– Identificación de la puerta (tipo, dimensiones, etc.);

– Número único de identificación que aparece en el marcado CE de la puerta;

– Ubicación de la puerta (si es necesario);

– Fecha de instalación;

– Fecha de entrega/puesta en marcha;

– En su caso, los cambios sucesivos del mantenedor que se produzcan;

– Revisiones periódicas de mantenimiento (nombre, fecha y firma)

  • A continuación se muestra un listado con las comprobaciones de mantenimiento para asegurar un funcionamiento correcto de la puerta:

Elementos mecánicos:

Poleas. Verificar su alineamiento respecto al cable y engrasar.

Muelles. Verificar su estado, fuerza y protección.

Cerradura. Verificar que actúa como cierre mecánico independiente y engrasar.

Puntos de giro. Verificar firmeza de fijación prisioneros, pasadores, soldadura y engrasar eje.

Cojinetes. Revisar estado y engrasar.

Guías. Verificar que no están deformadas.

Cable y cadenas. Verificar su correcto estado y engrasar.

Sujeta-cables. Verificar la correcta fijación del cable.

Contrapeso. Verificar que los cables actúan independientes, y quedan cubiertos y protegido hasta 2,5 metros del nivel del suelo.

Soldaduras. Verificar que no existan puntos de soldadura sueltos.

Protección partes móviles (carenados). Verificar que las partes móviles contrapesos, piñones, etc. están protegidos hasta una altura de 2,5 m del nivel de acceso.

Protección zona de cizalladura. Verificar que existen las holguras necesarias o están protegidas, ejemplo zona de bisagras.

Topes finales. Verificar su existencia de tal forma que impida la salida de la hoja.

Sistema de apertura manual. Verificar su existencia e instrucciones de utilización.

Ruedas en puertas correderas. Verificar estado y funcionamiento.

Encuentros en la zona de cierre de puertas correderas

Elementos eléctricos:

Motor. Verificar anclajes, cableados, aceite, funcionamiento y presión mantenida.

Cuadro de Maniobra. Verificar su funcionamiento.

Electrocerradura. Verificar su funcionamiento y engrasar.

Receptor. Verificar su funcionamiento.

Emisor. Verificar baterías.

Baterías. Verificar su estado y funcionamiento.

Diferencial. Verificar existencia y funcionamiento.

Magnetotérmico. Verificar existencia y funcionamiento.

Toma de Tierra. Verificar continuidad de las partes metálicas de la puerta a la toma de tierra de la acometida.

Elementos de seguridad:

Sistema de Seguridad antiaplastamiento. Verificar su correcto funcionamiento.

Fotocélulas. Verificar su correcto funcionamiento y su condición de emisor receptor.

Señales Luminosas. Verificar su funcionamiento en caso de existencia.

Paracaídas. Verificar que no hay deformación de guías, topes y engrasar.

Micro de seguridad. Verificar su funcionamiento en portillos peatonales inscritos.

Parada de emergencia (Stop). Verificar su funcionamiento.

Mallas o muros de protección en puertas correderas. Verificar su existencia en caso necesario.

 

Cada tipo de puerta requiere de un sistema específico de automatización que tenga en cuenta las características de la misma y el tipo de uso que se le va a dar, valorando cuestiones tan importantes como el número de maniobras diarias, la exposición a los elementos o el tipo de tráfico (vehículos, personas o mercancías) para el que se plantea su funcionamiento. De aquí la importancia de un mantenimiento correcto.

GLOBAL NICE trabajamos con una cuidada selección de fabricantes de automatismos para puertas, lo que nos permite ofrecer a nuestros clientes una relación calidad/precio inmejorable.

 

POLITICA DE COOKIES. Cookie es un fichero que se descarga en su ordenador al acceder a determinadas páginas web. Las cookies permiten a una página web, entre otras cosas, almacenar ... Read More Ok

preloader